WhatsApp Image 2022-02-20 at 7.02.59 AM.jpeg
WhatsApp-Symbol.png

EL AMOR POR LA PATRIA



EL AMOR POR LA PATRIA

Roberto Marcallé Abreu

rmarcalle@gmail.com

MANAGUA, Nicaragua. Con alguna frecuencia, la nostalgia, los rostros de personas, paisajes y recuerdos que nos hacen pensar de forma indeclinable en la Patria distante, nos estremecen el espíritu. Con los ojos cerrados, uno piensa que el destino de la tierra que nos vio nacer ocupa un lugar muy especial e importante en nuestras vidas. Y en nuestros desvelos.

En Nicaragua, esta tierra que nos ha acogido, resulta en verdad admirable cómo la Patria siempre se encuentra en primer lugar en el ánimo colectivo y en el espíritu de las autoridades. Sus héroes, sus símbolos, su historia y sus sueños siempre están presentes y muy vivos en su conducta y pensamientos. El amor por lo propio les hace reaccionar con extremo vigor ante cualquier intento contra su integridad. Para el ciudadano, la Patria es sagrada e intocable. Sus símbolos, su historia, sus ideales, ocupan y desbordan su mente y su corazón. Quien trata de herir la Patria, los tendrá siempre de frente y en pie de guerra.

Esos pensamientos ocupan mi mente y mi corazón cuando pienso en una prolongada conversación que sostuve con un amigo que recién llegó de República Dominicana. Con alguna tristeza, me describió situaciones y actitudes que lo deprimieron profundamente. Me dijo, con amargura, y tras meditarlo con detenimiento, que nuestro proceder, individual y colectivo, no parece ir en muchas ocasiones en armonía con los intereses fundamentales de la nación.

Citó, entonces, al presidente Abinader a quien calificó como admirable por sus propósitos e ideales. “El país comprendió de inmediato, al escuchar y seguir a ese hombre, que necesitaba con verdadera urgencia un dirigente que procediera al margen de lo tradicional. Una persona interesada seriamente en su Patria y su destino, un guía que, junto a lo mejor del pueblo, rescatara la nación de sus graves males pasados y presentes”.

Las pruebas de sus intenciones se han evidenciado de manera abrumadora: Concedió libertad e independencia al poder judicial con el evidente propósito de castigar a los depredadores de los recursos públicos. Inició un proceso orientado a reformar de manera profunda las instituciones, y entre ellas la policial, tantas veces puesta en tela de juicio, de manera que la misma sirviera al pueblo dominicano y no a intereses equívocos o espurios.

Procuró demostrar con los hechos la factibilidad de que el Estado sirva al engrandecimiento de la Patria y que sus instituciones deben proteger y cuidar al ciudadano de los poderes fácticos que inciden de manera determinante en el destino de todos y a los que solo importan sus particulares intereses. Con su conducta nos quiso dejar claro que el ideal de cada dominicano debe ser Juan Pablo Duarte, su desprendimiento, su infinita grandeza, su humildad, su espíritu de sacrificio en beneficio de la Patria de todos.

No obstante, esos loables propósitos del Ejecutivo han tenido que enfrentar una marcada resistencia a muchos niveles. No es preciso hacer una profunda radiografía de la realidad nacional para tropezar con el hecho de que los intereses creados, particulares y a veces colectivos, asoman por todas partes y que adelantar proyectos de profundo sentido nacional es extremadamente difícil y complejo en un ambiente tan desbordado de egoísmos y apetitos como el que vivimos o padecemos desde hace tantas décadas.

En estos momentos, se impone la fe y la vocación patriótica. La fe hacia el rescate de las mayorías olvidadas, el imperativo de desarrollar el país, pero un país para todos y no para grupos de poderosos y enriquecidos hasta el hartazgo. Como afirmaba aquel editorialista, esa es la esperanza de hoy. La Patria por encima de todo, el pueblo dominicano y la conciencia y el espíritu de Duarte, Sánchez, Mella y de todos aquellos grandes hombres y mujeres que dieron todo de sí, la vida incluso, porque en ellas y ellos primaba lo fundamental e indeclinable en la vida de todo ser humano que se respete: el amor por su Patria. Indeclinable, decidido, intransigente.

2 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo
Revista la Prensa
Administrado
Periódicos de Rep. Dom. 
Sigue los Tags
No hay tags aún.
Sigue "La viruta"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Facebook Social Icon
  • 1200x630bb
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Google+ Social Icon
dispponible.png
WhatsApp-Symbol.png
  • Facebook Social Icon
  • 1200x630bb
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Google+ Social Icon