¿Qué significa realmente tener una vagina estrecha?



De la vagina se habla mucho. Basta con escribir la palabra en Google para ver todos los mitos, creencias y conceptos erróneos (por no llamarlas falsos) que hay sobre el mundo -aún desconocido para muchas- de las vaginas. En medio de esta larga lista de mitos aparece uno que provoca dudas: la vagina estrecha.

Para empezar, no hay una medida específica. ¿Qué se puede considerar una vagina "estrecha"? Susan Loeb-Zeitlin, ginecóloga de New York-Presbyterian, ha explicado que la longitud del canal vaginal "normal" varía aproximadamente de siete a 17 centímetros. Aunque especifica que el tamaño varía de mujer a mujer.

Popularmente se ha denominado como vagina estrecha a las que al intentar mantener relaciones sexuales, el pene choca contra el orificio vaginal y no puede penetrar en su interior por más esfuerzo que se le ponga. A este padecimiento se le conoce como vaginismo. Por ello es que no es correcto que hablemos de vaginas demasiado estrechas o pequeñas.

El vaginismo es, según el Instituto Médico Rosselló, una patología sexual que consiste en un espasmo involuntario de los músculos que se encuentran alrededor de la vagina. "La clave es que es involuntario, la mujer no es consciente de ello y por eso es tan frustrante: no puede entender por qué su cuerpo se rebela ante algo que a priori, ella desea".



via GIPHY


Vaginismo total

Como consecuencia de los espasmos, la vagina se cierra y hace prácticamente imposible la relación sexual coital, además de obstaculizar los exámenes ginecológicos, o es uso de tampón o copa vaginal. En estos casos, al intentar llevar a cabo la penetración, la mujer siente un dolor intenso que contrae más aún la vagina.

Vaginismo selectivo

En este caso las mujeres no pueden mantener relaciones sexuales con penetración, aunque sí pueden someterse a una exploración ginecológica y/o utilizar tampones.

¿Por qué se sufre de vaginismo

La explicación de por qué sucede esta contracción involuntaria de la vagina no es evidente para quien lo sufre. Por eso es importante que acuda con un terapeuta sexual. El experto podrá descifrar qué se esconde detrás del vaginismo. En principio parece existir una asociación inconsciente entre la penetración vaginal y una situación de peligro, por lo que el cuerpo actúa como si se activara un mecanismo de defensa instintivo.

¿ Qué tratamiento hay?

La metodología para tratar el síndrome del vaginismo consiste en acudir a terapia psicológica y sexual. "Es un tratamiento con una altísimo índice de éxito, superior al 97%, siempre que se cuente con la colaboración de la paciente y adhesión a las pautas", aseguran desde el Instituto Médico Rosselló.

82 vistas

Entradas relacionadas

Ver todo
Revista la Prensa
Administrado
Periódicos de Rep. Dom. 
Sigue los Tags
No hay tags aún.
Sigue "La viruta"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Facebook Social Icon
  • 1200x630bb
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Google+ Social Icon
dispponible.png
  • Facebook Social Icon
  • 1200x630bb
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Google+ Social Icon
WhatsApp-Symbol.png