Un Reino de Recompensa



POR ANTONIO JIMENEZ

PASTOR EVANGELICO

El último capítulo del Libro de Apocalipsis, dice: “He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno sea su obra”, (22:12). Para los que no creen, al salir de esta tierra habrá recompensas. Esto es remuneración, gratificación, retribución a quienes se hayan rendido a un servicio. Un vago no puede recibir nada en retribución. Así que una persona que viva ignorando el reino de Dios aquí en la tierra, no puede esperar recibir nada en aquel día. Jesús dijo: “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios” (Mateo 5:8) Pablo escribió a los Efesios diciéndoles, que “el bien que cada uno hiciere, ese mismo recibirá del Señor “(Efesio 6: 8). Para que n re confunda, lo que el Apóstol Pablo dice no es para que crean en una salvación por obra, sino que todo aquel que hace un bien debe hacerlo porque tiene su fe puesta en Jesús. Me impactan las palabras dicha al sacerdote Elí “Honraré a los que me honra, serán tenido en poco los que me honran” (1ra. De Samuel 2:30). Tu lugar y servicio en el cielo dependerán de tu fidelidad y servicio aquí en la tierra.

En cuanto Jesús hablo de un importante principio con relación a la recompensa y estado del creyente en el cielo. Cada creyente recibirá de acuerdo a los que poseen ahora en el reino. “… bien buen siervo y fiel, sobre poco a sido fiel, sobre mucho te pondré, entra en el gozo de tu Señor” (Mateo 25: 14-15). Lucas 19:3. Esto requiere: Fidelidad. 1ra. Corintio 4:2- estamos llamados a tener una vida preciosa, 1ra. Corintio 6:20- Como mayordomo tendremos que dar cuenta a Dios (Romanos 14:12).

En la parábola de los talentos, los tres recibieron la misma oportunidad, pero dos de ellos fueron diligentes, estuvieron en actividad. Invirtieron, crecieron y obtuvieron riquezas espirituales. Al rendir cuenta tuvieron una aprobación divina, exaltación, recompensa…..

Todas las personas los tienen los mismos talentos, pero pueden ser iguales en esfuerzo. Sea cual sea el talento que tengamos, pequeño o grande, debemos ponerlo al servicio de Dios. De la misma manera que se conserva un don es usándolo en el servicio de Dios con nuestros semejantes. El que recibió el talento ni aun ponerlo a producir, vago, negligente e irrespetuoso. Recuerda que la mayor obra la hizo Jesús en la Cruz del calvario. Has lo tuyo ahora, antes que sea tarde. Dios te bendiga.



7 vistas

Entradas relacionadas

Ver todo
Revista la Prensa
Administrado
Periódicos de Rep. Dom. 
Sigue los Tags
No hay tags aún.
Sigue "La viruta"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black
  • Facebook Social Icon
  • 1200x630bb
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Google+ Social Icon
dispponible.png
  • Facebook Social Icon
  • 1200x630bb
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Google+ Social Icon
WhatsApp-Symbol.png